Fisioterapia en la mujer


Nuestro tratamiento en las diferentes patologías del suelo pélvico constan de una valoración inicial completa con una posterior puesta en común de los objetivos que tendremos de forma individualizada con cada paciente. Adaptandonos siempre a cada persona y sus necesidades para así poder plantear el mejor tratamiento posible. Contando con un trabajo manual y la posibilidad de aparatos de fisioterapia como complemento al mismo.


Rehabilitación suelo pélvico

En la actualidad cada día hay más consciencia sobre nuestro suelo pélvico y sobre los problemas que puede acarrear no tenerlo en un estado saludable. Problemas del tipo de incontinencias urinarias, fecales o de gas entre otras patologías, tendrán tratamiento en nuestra sesiones de rehabilitación.

Mujeres deportistas que su actividad física es con impacto como correr, saltar, bailar, halterofilia… por lo que hay que prevenir y cuidar nuestra musculatura para evitar futuros problemas.



 


Preparación al parto

En una etapa tan bonita como es el embarazo debemos de darle la importancia necesaria a una buena preparación para el momento del parto. Desde la fisioterapia se trabajará la elasticidad de los tejidos, las posibles dolencias que supone los cambios físicos en la mujer como prevención a que en el momento del parto nuestra musculatura sufra lo menos posible.

Aprenderás ejercicios posturales para el embarazo y el momento del parto, en qué consiste el masaje perineal y sus beneficios, trabajo con Epi-No entre otras técnicas. Guías y consejos sobre actividad física durante el embarazo.



 


Recuperación postparto

Tras el nacimiento del bebé y del proceso del parto, toda la musculatura del suelo pélvico, abdomen y demás estructuras se ven sometidas a un sobreesfuerzo que suele desencadenar en problemas tipo diástasis abdominal, dolor pélvico, cicatrices dolorosas por episiotomías entre otras, todas ellas tienen tratamiento y desde la especialidad de suelo pélvico estamos formados para ello. Además de patologías derivadas del embarazo como puede ser la incontinencia urinaria o fecal.



 


Dolor pélvico crónico

Podríamos decir que un alto porcentaje de la población sufre dolor a nivel pélvico, a veces desencadenado por una patología diagnosticada y otras veces sin origen del dolor como tal. Este dolor lo ubicamos entre la zona inferior del abdomen y ambas caderas. Haciendo una valoración sobre las posibles causas y evolución de éste plantearemos un tratamiento a nivel manual adaptado e individualizado a cada paciente.